El mayor descubrimiento del hombre durante todo el siglo XX ha sido descubrir que la vida no tiene ningún sentido. Y que la vida es que sí, o es que no. [8 en Un cine arde y diez personas arden]

El mayor descubrimiento del hombre durante todo el siglo XX ha sido descubrir que la vida no tiene ningún sentido. Y que la vida es que sí, o es que no.
[8 en Un cine arde y diez personas arden]

Un cine arde y diez personas arden

Accésit de los premios Marqués de Bradomín INJUVE 2011, Un cine arde y diez personas arden pieza inédita de Pablo Gisbert, se estrena de mano de nuestros alumnos del Proyecto Anual de Montaje de Grumelot.

 

En este espectáculo inteligente y lleno de humor negro, creado a partir de la investigación de los códigos contemporáneos y la experimentación con nuevos lenguajes, los alumnos de nuestro segundo curso del Ciclo Bianual de Formación para Jóvenes Actores 2014_2015 se enfrentan a nuevos retos, tras su experiencia con el verso de y la actualización de los clásicos que llevaron a cabo en El Aquiles de Tirso de Molina.

 
 
 

  •  
     
    Texto
    Pablo Gisbert
    Dirección
    Carlota Gaviño
    Íñigo Rodríguez-Claro
    Ayudantía de dirección
    Carlos Hermay
    Elena Niño
  • Intérpretes
    Esteban Balbi
    Adela Bértolo
    Inés Collado
    Rocío Collins
    Carlos Hermay
    Estefanía Marín
    Cristina Martín
    Álvaro Molero
    Javier Rojo
    Axel Florencio
    Laura Morán
  •  
     
     
     Fotografía
    Bentor Albelo
    Javier Gil Moya
    Diseño gráfico
    Javier Rojo (La dalia negra)
  •  
     
     
     
     

    “Sorpresa. Un grupo candeal de actores recién horneado en la escuela de Nave 73, un texto incisivo inédito (con el que Pablo Gisbert cosechó el accésit del Premio Marqués de Bradomín 2011) y una dirección de Carlota Gaviño e Íñigo Rodríguez-Claro que pone en planos paralelos lo trágico y lo humorístico, los genocidios y los juegos de niños, del mismo modo que el propio autor equipara la ceguera de los pueblos ante los crímenes de sus dirigentes más abyectos con la necesidad que el amante tiene de ignorar la traición de la persona amada.” [Javier Vallejo El País]

     

    Crítica completa ELPAÍS

     
     
     

    _MG_0513_MG_06150102030405IMG_0066IMG_0107IMG_0219